VIH y SIDA

Sostenimiento de los servicios relacionados con el VIH mediante la cobertura sanitaria universal: la experiencia de Camerún

La integración de los servicios de VIH en el programa de cobertura sanitaria universal (CUS) de un país es la clave para garantizar la sostenibilidad en la batalla contra el VIH. Al incorporar los servicios de VIH dentro del marco integral de la cobertura universal de salud, los gobiernos pueden garantizar que las personas tengan acceso a los servicios de prevención y tratamiento que necesitan. En este breve video, profundizamos en cómo MSH colabora con los gobiernos para facilitar estas integraciones, mostrando cómo esta estrategia puede generar un impacto duradero.

Eliminando el VIH y el SIDA

El fortalecimiento de los sistemas de salud es el núcleo de nuestra respuesta al VIH y el SIDA. Desarrollamos las capacidades de los socios públicos, privados y de la sociedad civil para prevenir, tratar y manejar el VIH y el SIDA, desarrollando sistemas que brindan servicios de VIH de calidad y con perspectiva de género adaptados a las poblaciones a las que servimos. Nuestros equipos técnicos guían la reforma de políticas mediante el desarrollo de enfoques para los servicios de prevención, pruebas y tratamiento que aumentan la eficiencia en el camino, lo que da como resultado un mejor acceso y una atención centrada en la persona.  

Durante más de dos décadas, hemos servido como socio e implementador central del Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para el Alivio del SIDA (PEPFAR); el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria; y otros donantes. A través de políticas sólidas, planificación inteligente, sistemas sólidos, una fuerza laboral capacitada y productos seguros, asequibles y efectivos, nos aseguramos de que los países estén mejor capacitados para brindar servicios de VIH de calidad centrados en la persona.   

Somos el socio de referencia para obtener apoyo para fortalecer la capacidad funcional y financiera de los gobiernos y socios para lograr y mantener el control de la epidemia del VIH al:  

  • Implementación de soluciones sostenibles para las funciones esenciales del sistema de salud (servicios farmacéuticos, cadena de suministro, gestión de productos básicos, financiación de la salud, sistemas de laboratorio y vigilancia, personal sanitario y gobernanza local, administración y gestión) que apoyen los servicios de prevención, pruebas y tratamiento del VIH  
  • Garantizar una mayor apropiación de los programas de VIH por parte de los países
  • Integrar servicios sostenibles y rentables de prevención, atención y tratamiento del VIH y el SIDA en esfuerzos más amplios de atención primaria de la salud y UHC 
  • Proporcionar medicamentos, pruebas y servicios farmacéuticos para el VIH disponibles, seguros, efectivos, de calidad garantizada y asequibles de manera consistente mediante la mejora de la gobernanza, los sistemas regulatorios, la gestión de la cadena de suministro, los sistemas de información y la farmacovigilancia en el sector farmacéutico.