Fortalecimiento del liderazgo y la gestión de los servicios farmacéuticos en Sudáfrica

Fortalecimiento del liderazgo y la gestión de los servicios farmacéuticos en Sudáfrica

El sistema de salud de Sudáfrica está sometido a una enorme presión. Hay un número considerable y creciente de personas con enfermedades crónicas, tanto transmisibles como no transmisibles. El país tiene la población más grande que vive con el VIH, estimada en 7 millones; una tasa de prevalencia del VIH del 19.2%; y 180,000 muertes relacionadas con el VIH en 2015. Sudáfrica tiene el mayor número de personas en tratamiento contra el VIH (casi 2.6 millones) y se ha comprometido a casi duplicar ese número en los próximos años. También tiene una carga significativa de tuberculosis (TB), incluida la tuberculosis multirresistente y extensamente resistente a los medicamentos.

Según la Organización Mundial de la Salud, Sudáfrica ocupa el tercer lugar en términos de carga de tuberculosis, después de India y China. También hay una alta mortalidad materna, neonatal e infantil. En asociación con la sociedad civil y las organizaciones de desarrollo, el país ha logrado avances significativos en la reducción de la marea del VIH, el SIDA y la tuberculosis, contribuyendo así a un aumento de la esperanza de vida. Sin embargo, la efectividad y eficiencia del sistema de salud del país sigue siendo un gran desafío. La carga de las enfermedades transmisibles y no transmisibles y el rápido crecimiento de la población de pacientes tienen implicaciones considerables para la prestación de servicios farmacéuticos.

Buscar