Mantener el flujo de medicamentos en Ucrania durante una guerra

27 de junio de 2022

Mantener el flujo de medicamentos en Ucrania durante una guerra

La invasión rusa de Ucrania ha tenido consecuencias devastadoras para sus ciudadanos, así como para las principales instituciones del sector de la salud, con cientos de instalaciones diezmadas por los bombardeos y otros ataques.  

La asociación de años de Management Sciences for Health (MSH) con el gobierno para implementar la actividad de USAID de medicamentos seguros, asequibles y efectivos para los ucranianos (SAFEMed) sentó las bases para ayudar al país a adaptarse rápidamente para enfrentar estos desafíos. 

Antes de la invasión, SAFEMed estaba ayudando a fortalecer el sector farmacéutico del país a través de actividades como aumentar la transparencia y la eficiencia al mismo tiempo que reducía el costo de la compra estatal de productos médicos con la creación de una Agencia Central de Adquisiciones Médicas. El objetivo final es garantizar que los pacientes puedan acceder a medicamentos que salvan vidas para el VIH, la tuberculosis, la COVID-19 y más. 

Cuando comenzó la guerra, el Ministerio de Salud de Ucrania solicitó a MSH que ayudara a organizar y administrar la entrega de suministros médicos humanitarios, desde medicamentos esenciales hasta botiquines de primeros auxilios y camillas de hospital.  

Más de 12 millones de ucranianos huyeron de sus hogares, incluida la mayoría del personal del proyecto SAFEMed. Sin embargo, continúan realizando su trabajo fuera del país o en las regiones occidentales más seguras. Mientras tanto, todo el personal masculino tuvo que permanecer en Ucrania debido a las restricciones que impedían que los hombres de 18 a 60 años abandonaran el país. Algunos optaron heroicamente por quedarse en Kyiv incluso cuando los combates activos estaban ocurriendo cerca en los primeros días de la guerra. Lo hicieron para continuar brindando un apoyo crítico al ministerio mientras respondía a la creciente crisis humanitaria. Gran parte del personal continúa apoyando el esfuerzo de guerra en su tiempo libre, mientras que un miembro del personal fue llamado para el servicio militar.   

MSH brinda apoyo técnico para diseñar, coordinar y monitorear el sistema de cadena de suministro necesario para entregar una proporción sustancial de la asistencia médica humanitaria que llega al país de gobiernos y donantes privados en Europa y América del Norte.  

A pedido del Ministerio de Salud, MSH identificó y contrató 10 almacenes públicos y privados para almacenar y clasificar los productos que ingresan a Ucrania, así como tres proveedores de logística del sector privado para distribuir los productos a los centros de atención médica en todo el país. La cadena de suministro se implementó rápidamente debido a la existencia de un sistema ágil de información de productos básicos, desarrollado con el apoyo de MSH durante los últimos años, que gestiona la oferta y la demanda de medicamentos adquiridos por el estado. 

Hasta finales de mayo, con el apoyo de MSH, se habían distribuido más de 6,500 toneladas de insumos por un valor de $266 millones a los centros de salud de todas las regiones del país. 

El vibrante sector farmacéutico nacional de Ucrania, un mercado de $ 2 mil millones antes de la guerra, inicialmente se rompió. Los camiones no podían hacer entregas. Los sitios de fabricación fueron bombardeados y destruidos. Más de la mitad de todas las farmacias no pudieron dispensar medicamentos en un momento u otro. Lentamente, a medida que la guerra se volvió más localizada, el sector farmacéutico está comenzando a recuperarse.  

En colaboración con un bufete de abogados local, MSH ayudó a dar forma a la legislación para aliviar las barreras a la importación de medicamentos y la aceptación de productos donados. Después de que el gobierno permitió que los estudiantes de medicina administraran tratamientos, MSH se asoció con universidades locales para brindar la capacitación necesaria. 

El personal y los socios de SAFEMed continúan ayudando a Ucrania a responder a la crisis y a reformar su sector farmacéutico con agilidad y resiliencia y trabajando en todos los sectores para garantizar los servicios esenciales. 

Búsqueda